BoD Estrategia Consultoría Estratégica y de Negocios. Marketing, identidad corporativa, desarrollo de negocios Home
Español English     
Home > BoD Magazine > Noticias

Llegan los "Cost Killers": Consultores expertos en reducción de costes

[31-12-2011]

Son "desalmados, pero en el sentido positivo". Se llaman cost killers (asesinos de costes) y las empresas los contratan para que reduzcan sus gastos al mínimo. Según Francisco Muro, presidente de Otto Walter, lo bueno de ellos es que no están ligados emocionalmente a la compañía en la que actúan.

"Tienen la cabeza fría, lo que les permite determinar qué cosas superfluas deben eliminarse. En tiempos de bonanza se derrocha mucho: coches, chóferes, almuerzos de empresa... Y cuando llegan las vacas flacas a todo el mundo le cuesta restarse presupuesto".

A estos profesionales no les cuesta nada, ya que les pagan por hacerlo: su sueldo puede alcanzar los 110.000 euros brutos anuales, duplicando al de un auditor externo. Además, los puestos de gestión de recursos humanos están entre los menos afectados por la crisis. Hacen falta.

En la actual situación económica, casi cualquier firma española cuenta con un cost killer. Sin embargo, la mayoría de ellas no los ha contratado ad hoc, sino que han reciclado a sus propios directivos. Jaime Delgado, consultor senior de la división de Finanzas de Michael Page, lo explica: "Cualquier director general o financiero está actuando como un asesino de costes. Todos mis clientes están reduciendo gastos e intentando saber qué va a ocurrir en el futuro".

Francisco Muro considera que, en España, entre 500 y 1.000 empresas podrían contar en este momento con un cost killer como tal y quién sabe en cuántas más sus directivos estarían cumpliendo esa misión "sin saberlo".

De 'controlador' a 'asesino'

Del controller al cost killer hay sólo un paso: la crisis. La tarea del primero consiste en limitar los gastos y señalar qué debe hacer la compañía para ser más rentable. El segundo viene a ser la versión radical del controller: le urge, y mucho, recortar gastos. Ésa es su razón de ser.

Despedir empleados no es lo único que hace. Joan Carles Ampurdanes, controller en Carburos Metálicos, señala algunas de las medidas que ha tomado en ésta y otras empresas: "Lo primero es atacar los gastos internos; si antes se cogía un avión para celebrar una reunión en Alemania, ahora se utiliza la teleconferencia. También se eliminan las comidas para celebrar resultados, así como la cena de Navidad".

Lo siguiente es posponer proyectos que supongan un coste importante. Y a continuación se ponen en marcha planes de reducción de costes agresivos, como cambiar el modelo de distribución; donde antes la empresa subcontrataba, ahora se gestiona ella misma".

Jaime Delgado añade: "Un controller revisa incluso las comisiones que te carga el banco, por si se han cometido errores o para averiguar si saldría más rentable acudir a otra entidad". Algunas comisiones se llevan el uno por ciento de una transacción.

Los mejores clientes

Las empresas que más contratan a estos profesionales son las que fabrican componentes para automóviles, las farmacéuticas, las de gran consumo... "En general, cualquier empresa industrial sufre una presión de precios muy fuerte y necesita los recortes para ser competitiva. Sus costes son muy superiores a los del sector servicios", dice Delgado.

No gustan, pero hacen falta. "Son muy impopulares", señala Muro; "Nadie quiere apretarse el cinturón ni que le digan lo que tiene que hacer". Además, como asesinos que son, pueden resultar peligrosos: "Su peligro radica precisamente en su independencia.

Den miedo o no, se están convirtiendo en imprescindibles para las compañías españolas.

 

Fuente: www.eleconomista.es

Volver


espacio